Cubrebocas con bolsa para filtro

Los cubrebocas ayudan a limitar la propagación de gérmenes. Cuando alguien habla, tose o estornuda, puede liberar pequeñas gotas en el aire que pueden infectar a otros.

Si alguien está enfermo, las mascarillas pueden reducir la cantidad de gérmenes que libera el usuario y pueden proteger a otras personas de enfermarse.

Cubrebocas con bolsa para filtro

Cómo ponerse un cubrebocas de tela

  1. Lávate las manos con agua y jabón o desinfectante para manos antes de tocar el cubreboca.
  2. Asegúrate de que el cubreboca está limpio antes de usarlo. En el caso de los cubreboca de tela puedes desinfectarlo hirviéndolo en agua durante 5 minutos.
  3. Ponte el cubreboca delante de un espejo y ajústalo para que no se mueva mientras lo usas. Este debe cubrir nariz y boca. Si tu cubreboca tiene cintas en vez de elástico, la cinta superior no debe ir a la altura de las orejas, debe ir en la coronilla de la cabeza para evitar que se mueva y tengas que recolocarlo.
  4. No toques el cubreboca mientras lo estés usando, por lo que es importante el ajuste previo. Si tocas la parte frontal del cubreboca, procura lavarte las manos. El frente de la máscara está contaminado. Solo toca los lazos y la parte interna del cubrebocas.
  5. Al quitarte el cubreboca no toques la parte frontal, usa los dedos para aflojar las cintas o elelástico y deposítalo en una bolsa de plástico. Cubrebocas con bandas elásticas: primero levante la correa inferior sobre su cabeza y luego tire de la correa superior sobre su cabeza.
  6. Si tu cubreboca es de tela desinféctalo antes del siguiente uso. No reutilices los cubreboca desechables.
  7. Lávate las manos inmediatamente después de quitarte el cubreboca.
  8. No compartas tu cubrebocas con otras personas.
  9. No es necesario usar guantes, solo lávatelas manos con frecuencia.

Errores comunes en el uso de cubrebocas

  1. Las ligas de los cubrebocas de una capa NO van a nivel de las orejas. Esto hará que quede flojo.
  2. Reacomodar o rascarse. Al no estar acostumbrado su uso, podrías tocarla constantemente por la duda de si está bien colocada. Colócate el cubrebocas frente a un espejo para que estes seguro que lo usas correctamente. Evita tocarlo mientras lo usas. ¡Aguántate la comezón!
  3. Hace calor, pero no lo bajes. El cubrebocas funciona cuando cubre la boca Y NARIZ. Si lo mueves de su posición pierde efectividad y lo puedes contaminar con las manos.
  4. Lo mueves porque empaña tus lentes. Evita tocarte los ojos tanto como la nariz y la boca. Así que sujeta tus anteojos por los laterales.
  5. Puedes sumergir tus lentes en una disolución en shampoo para bebé, que te ayudará a evitar que se empañen.